Noticias de la semana

Aunque con un día de retraso, os traemos las noticias relacionadas con comprar en China, como todas las semanas.

 

Comprar en China iluminación LED

La iluminación LED es el presente y el futuro, como todos sabemos. Es muchísimo más eficiente y económica que la iluminación normal, ahorrándonos una barbaridad no sólo en la factura eléctrica, sino en mantenimiento. Una bombilla LED puede durar más de 30.000 horas, mientras que una incandescente de media no llega al año o a los dos años en las mismas condiciones (menos de 5.000 horas). El LED además ofrece una luz clara y diáfana en comparación con la luz amarillenta o “más sucia” de las bombillas incandescentes o de bajo consumo.

Siempre que se monta una nueva empresa, ésta requiere de iluminación. Por eso nos hemos asociado con Baobab LED, una veterana empresa de iluminación LED con fábrica en China e instalaciones en Madrid que tras muchos años de andadura acaba de estrenar su nuevo sitio web por obra del mismo autor de éste, JP Barroso. A partir de ahora podremos dar un servicio más eficiente al contar con expertos en iluminación LED que permitirán a nuestros clientes ahorrar bastante en sus facturas eléctricas y tener completas, seguras y ecológicas opciones de iluminacion para todos los usos, un añadido imprescindible a cualquier pedido de comprar en China. ¡A nadie le gusta estar a oscuras!

 

Manejar un drone requerirá sacarse el carné

Ya hemos hablado en varias ocasiones de los minidrones, pequeños vehículos aéreos no tripulados que se pueden comprar en China en mayor cantidad que en ningún otro país. No en vano, China es el mayor fabricante y exportador de

Mini drone chino con módulo de ampliación para cámara, GPS, etcétera.

drones del mundo. Sin embargo, las autoridades chinas parecen compartir la preocupación global acerca de la privacidad y la seguridad de cada uno con estos pequeños vehículos que, en muchas ocasiones, portan cámaras de alta resolución.

Por eso, y de acuerdo con las autoridades de Shanghái, será necesario obtener un permiso de piloto de drones para poder volar estos pequeños artilugios en zonas públicas. Estos permisos, compuestos de nueve niveles, serán otorgrados por la Federación China de Deportes Aéreos y serán válidos en todo el territorio nacional.

Los drones han experimentado un uso cada vez mayor al ser usados por toda clase de industrias: desde las de vigilancia hasta las de televisión y cinematográficas, que ahora pueden realizar planos aéreos mucho mejores, más controlados y económicos. Además de en China, son cada vez más y más usados en el resto del mundo, tal y como comentábamos en las noticias aquí mismo la semana pasada.

 

China descubre el secreto de la adicción a la cocaína.

De acuerdo con un grupo de científicos de Shanghái, el secreto detrás de la adicción a la cocaína radica en una proteína muy concreta.

La cocaína funciona inhibiendo a las encargadas de absorber la dopamina u “hormona del placer”. Ésta, al acumularse, lleva rápidamente a la sensación que se alcanza con la droga. Sin embargo, los investigadores han revelado que existe un transportador de dopamina que se mueve desde dentro de las neuronas hasta el exterior. Dentro de ese transportador existe una pequeña proteína que se encarga del proceso de traslado entre el interior y el exterior de la neurona. Esta proteína lleva el nombre de VAV2.

Al activar o desactivar el VAV2 puede regularse el proceso de adicción a la cocaína, o incluso bloquearse sin más. Esto haría que la adicción a la droga se disipase inmediatamente, convirtiéndose en una herramienta muy eficaz en la rehabilitación de los ex-cocainómanos.

¿Podremos comprar en China el remedio para la adicción a las drogas? Por ahora sólo se sabe que, aunque el VAV2 sólo funciona para la cocaína, se deben buscar diferentes métodos para otros tipos de drogas. Quién sabe el futuro que nos aguarda.

 

Los detalles del nuevo plan quinquenal chino.

 

El sistema de planes quinquenales, o planes económicos a cinco años, no es nada nuevo. Se llevan usando desde hace una barbaridad de tiempo, y el sistema siempre le ha funcionado bien al gigante asiático.

En este tiempo convulso, el Partido Comunista ha desvelado todos los detalles del Decimotercer Plan Quinquenal, con plazo de 2016 a 2020.

En este plan se busca la “nueva normalidad”, un crecimiento económico más lento pero más sostenible que el obtenido hasta el momento. Según el Partido Comunista, China está entrando en una nueva era de desarrollo económico y enfrentándose no sólo a nuevas oportunidades estratégicas, sino también a desafíos muy complejos y duros, como mantener las cifras de los exportadores que se dedican a comprar en China.

Se buscará un nuevo patrón de desarrollo que sea de mayores calidad, eficiencia, igualdad y sostenibilidad. Además, el gobierno entrará en una nueva etapa de autodisciplina (evidente tras la expulsión de Ling Jihua del partido, según recoge China Daily aquí) y mejorará sus capacidades de gobierno, ampliando la cobertura legal y ampliando aún más la apertura en todas las áreas.

Sin embargo, la presentación de este plan no significa que el actual haya acabado. No sólo se ha logrado un PIB de un 7% en el segundo cuatrimestre de 2015 (idéntico al del primer cuatrimestre), sino que aún se pueden cumplir las políticas previstas en el actual plan gracias a las inyecciones económicas en proyectos de infraestructura y en iniciativas que promuevan la innovación y el emprendimiento empresarial.

En Junio, un cierto número de indicadores económicos, desde la electricidad generada, el consumo y el ratio de crecimiento de las exportaciones (es decir, lo que el mundo decide comprar en China) indican que la economía se está estabilizando, de acuerdo con varios economistas internacionales.

No contentos con todo ello, el gobierno chino se enfrenta a una nueva época de cambios y reformas debido a su éxito en la lucha contra la corrupción: queda reparar el daño causado por los políticos corruptos, asegurarse de que la justicia recae sobre ellos y enderezar las competencias personales en nuevas direcciones que eviten que todo esto se vuelva a repetir.

 

Queda claro, a la luz de estas noticias, que al menos en materia económica China sabe lo que se hace. Una vez más nos gustaría ver algunas de esas políticas aplicadas en nuestro país, sobre todo en lo que respecta al crecimiento económico y a la lucha contra la corrupción.

¿Qué opináis vosotros?

Por Atlas Overseas el 22/22/2016