Guía para comprar en China

Aunque casi siempre estamos hablando de comprar en China (¡Y es que es lo que mejor se nos da!), la verdad es que existen varias formas de hacerlo en función de los productos y del volumen que nos interese traer: no es lo mismo comprar en China un teléfono móvil o un cable HDMI que todo el mobiliario de una oficina, iluminación LED o incluso las materias primas necesarias para que una industria funcione. Del mismo modo, no es lo mismo comprar espontáneamente que establecer una relación comercial basada en trato frecuente con el gigante asiático. Para suplir todas esas necesidades, los maestros en comprar en China de Atlas Overseas os vamos a dar un cursillo acelerado de cómo se hace. Esperamos que os guste.

Comprar en China espontáneamente

Existen toda clase de webs dedicadas a que podamos comprar en China todo lo necesario para nuestro día a día: ropa, cables, móviles, o incluso mobiliario y otros artículos. Para esto realmente no se requiere gran conocimiento, aunque es muy útil saber inglés, puesto que la gran mayoría, por no decir casi todas las páginas que nos vamos a encontrar en Internet están en inglés y traducidas automáticamente con Google Translate, o lo que es peor, en chino traducido a inglés y traducido a español con Google Translate.

Un caos.

No obstante, para casi todas las necesidades, Aliexpress es la más conocida. Aliexpress es la página de venta al consumidor de Alibaba Group, cuyo sitio homónimo se especializa más en el b2b, o lo que es lo mismo, mayoristas y de empresa a empresa. En el caso de que necesitemos ropa, es mejor recurrir a la concurrida LightInTheBox, cuyo catálogo de vestimenta, accesorios y decoración textil es mucho más rico y variado que en el primer caso.

Sin embargo, elegir y comprar no lo es todo: debemos intentar buscar comentarios, comparar el producto, e incluso mirar la política de precios, envíos y devoluciones del vendedor en caso que difiera de la de la página (que de todos modos nos deberíamos saber ya si vamos a comprar en China a través de ella).

Del mismo modo tenemos que tener en cuenta que los envíos no suelen ser como aquí. Un envío gratuito se gestiona por lo general directamente desde los almacenes chinos y requiere bastante tiempo antes de llegar a nuestra casa, por lo que no deberíamos recurrir a estos sitios si tenemos prisa por adquirir el artículo, a menos que deseemos pagar por un envío express. Tenéis más información de ello aquí, en este mismo sitio.

Comprar en China regularmente o en gran cantidad

Para grandes compras o muy frecuentes, la mejor opción es siempre establecer una relación comercial con un experto que se encargue de ello a menos que sepamos chino y tengamos una idea muy exacta de cómo se hacen las cosas allí.

El principal cometido de Atlas Overseas es ser ese enlace entre España y China, aunque también prestamos servicio a otros países. Tenemos oficinas en shanghái y somos especialistas en el trato con China, algo harto difícil ya de entrada por las barreras diplomáticas, culturales y de idioma.

Sin embargo, tenemos impreso nuestro libro “compra en China: 9 claves para el éxito” que ayuda a un profesional a entender cómo funciona el comercio con el gigante asiático. Para adquirirlo, es tan fácil como hacer clic en la imagen:

Compra_en_China-_9_c_Cover_for_KindleEstamos ante un asunto difícil, ya que la cultura china, y sobre todo la cultura de los negocios, es radicalmente diferente a la que tenemos en España, y el más simple de los gestos en un mal momento puede arruinar totalmente nuestra experiencia de comprar en China. Sin embargo en estos casos es casi como todo: investigación previa, contacto con el responsable chino, visita reglamentaria, protocolos estándares, establecimiento del negocio.

No obstante, sólo de entrada ya necesitamos una fuerte inversión inicial, a alguien que sepa chino (y haya estudiado la cultura china, de paso) y una fuerte investigación en un campo en el que podemos estar más o menos especializados. Del mismo modo los chinos tienen el concepto de que las relaciones comerciales son harto duraderas: la fidelidad a una empresa o a un cliente se considera algo casi indispensable.

De nuevo recomendamos encarecidamente que, incluso si tras leer el libro, quedan dudas, os pongáis en contacto con nosotros. En Atlas Overseas estamos siempre dispuestos a asesoraros durante todo el proceso de comprar en China, desde la identificación de las necesidades hasta el momento en que el contenedor llegue al puerto. Para contactar con nosotros es tan fácil como pulsar aquí.

Tenemos que recordar que los chinos desconfiarán de nosotros si hacemos un pedido masivo o una serie de pedidos como si fueran importaciones menores: en el menor de los casos, querrán saber quién es el que les pide tanto y para qué, por lo que el método Aliexpress o Alibaba (por mucho que sea este conglomerado el que lleva un 90% de las compras a China) no nos funcionará.

Ya por supuesto no hablemos de temas como aduanas, costes y métodos de envío, recogida, comprobación de calidad de los productos, elección de los artículos perfectos en función de las necesidades dadas, y un larguísimo etcétera. Para esas cosas tenemos el manual ya mencionado, y por supuesto, nuestros expertos servicios.

Y, también por supuesto, estamos disponibles para cualquier consulta que necesiten, gracias a nuestras oficinas en Madrid y  al enlace web.

¡Comprar en China no podría ser más fácil!

Por Atlas Overseas el 22/22/2016