Comprar móviles

Comprar en China nuestro móvil

Con el inicio de nuevo curso, el consumo se ha disparado: desde los que vuelven de vacaciones hasta los que han de equipar a los estudiantes, y, por supuesto, los expertos en comprar en China que nos encontramos ante el inicio de una nueva temporada de negocios. Ya no hablamos sólo de academias que hayan precisado de comprar en China sus materiales (ordenadores, proyectores…).

Por supuesto, el rey de las compras en China por parte del gran público sigue siendo el teléfono móvil, por lo que esta semana la vamos a dedicar a ver qué necesitamos saber para comprar en China nuestro móvil barato. Porque hacednos caso cuando decimos que igual de importante es encontrar un móvil barato chino que mirar sus prestaciones… ¡no todo va a ser el precio!

En fin, esperamos que os guste nuestra guía, y no lo olvidéis: si necesitáis un set de móviles chinos baratos (pero de calidad) para vuestra empresa, en Atlas Overseas nos encargaremos de ello sin ningún problema.

El tamaño

Debemos entender que el tamaño de los smartphones de todo tipo, desde los móviles baratos chinos que se pueden comprar en China hasta los poderosísimos iPhone de última generación, se mide por la extensión de la diagonal de su pantalla en pulgadas, igual que en el resto de aparatos dotados de pantalla. La imagen que os ponemos sirve como referencia rápida para la mayoría de tamaños de pantalla estándares, pero esta web os permitirá verlos a tamaño real (requiere calibración primero) para elegir el terminal perfecto de acuerdo a las manos de sus usuarios.

Los tamaños más comunes del mercado.

Cuando son para varios, una pantalla de 4,5 o 4,7 pulgadas suele ser la opción idónea: no demasiado grande para que sea molesto o excesivamente llamativo, y no tan pequeño como para que sea molesto de usar.

La CPU

El procesador es la base del teléfono. Por lo general, los procesadores son chips insertados en placas predefinidas, conocidas como System-On-A-Chip o SOAC para abreviar. Éstos suelen incluir ya no sólo el procesador, sino también el chip gráfico, encargado de darle potencia visual a la máquina.

Por lo general, nos encontraremos muchísimas CPU’s del tipo MTK (fabricadas por Mediatek) seguidas de cuatro números (aunque las hay de varios tipos, como las AX usadas en los dispositivos de Apple). Sin embargo, lo que nos importa no es sólo eso, sino la cantidad de núcleos y la velocidad de cada uno.

A día de hoy, lo absolutamente mínimo que se le puede pedir a un teléfono es un procesador de cuatro núcleos si queremos ejecutar aplicaciones contemporáneas sin lag (es decir, ralentizaciones). Aunque mucha gente se conforma con un doble núcleo, la verdad es que con las últimas actualizaciones y versiones de Android necesitaremos un poco más de potencia si queremos mantenernos al día.

Hablar de la CPU de nuestros móviles chinos baratos equivale, como ya hemos dicho, a hablar del chip gráfico. Realmente el estándar está en una GPU (Graphics Processing Unit) Mali-400. Es un chip relativamente antiguo (3 años), pero sigue siendo lo que deberíamos exigir si queremos tener algo de garantía de futuro a la hora de comprar en China nuestro móvil.

La RAM

Aunque el almacenamiento interno (esto es, la capacidad de datos que el terminal es capaz de guardar sin necesidad de una tarjeta microSD externa) es importante, siendo de hecho casi lo primero que la gente mira, cualquier informático os dirá que la RAM es mucho más importante. RAM es la abreviatura de Random Access Memory, o memoria de acceso aleatorio. Es el lugar donde los programas se almacenan durante su ejecución y lo que permite al teléfono ejecutar más aplicaciones sin que haya problema alguno.

Lo mínimo que debemos pedir es 1 GB de RAM. Menos que eso es comprometer nuestro futuro y nuestra capacidad de multitarea, algo letal en un smartphone.

Curiosamente, la mayor queja sobre la calidad de los móviles baratos chinos, su lentitud, suele estar provocada (por increíble que parezca) porque los clientes, en un esfuerzo máximo por ahorrar hasta el último euro, compran teléfonos con RAM insuficiente. La RAM es muy importante y jamás debemos aceptar un teléfono con menos de 1 GB en los tiempos que corren.

El sistema operativo

Aunque parezca mentira, aún se pueden comprar en China algunos móviles baratos chinos que vienen con Android 2.3.3, lo que debería ser considerado un crimen contra la humanidad. Lo mínimo que deberíamos exigir es Android 4.4 Kitkat. Es la última versión antes del actual (5.0 Lollipop). Todas las nuevas versiones de Android introducen grandes mejoras mucho más allá de lo visible, y teniendo en cuenta la tendencia dada por el sistema operativo libre, podemos suponer que Android 5.0 ha llegado para quedarse.

Sin embargo, podemos ahorrar unos euros eligiendo 4.4 Kitkat… pero nada por debajo de ello, o correremos el riesgo de que futuras aplicaciones no funcionen en nuestro flamante nuevo terminal.

El almacenamiento interno

Cuando vemos un móvil en un escaparate, sea físico o digital, suele decir la cantidad en Gigabytes que tiene de capacidad – y es importante no confundirla con la RAM, ya que no vamos a encontrar ningún móvil con 4 GB de RAM por 100 euros por mucho que busquemos.

El almacenamiento interno sólo sirve, como ya hemos dicho, para saber cuánta capacidad tiene el teléfono. Teniendo en cuenta que es algo que podemos expandir hasta un infinito virtual gracias a servicios de almacenamiento en la nube o tarjetas MicroSD, es lo último de lo que debemos preocuparnos – pero no dejarlo correr tampoco. Se han dado casos de gente que al mudar sus datos de teléfonos antiguos a nuevos se han visto sin mucho espacio.

 

Probablemente os estéis preguntando por qué no hablamos de otras cosas como la cámara o el material de la pantalla… Realmente cuando queréis comprar en China vuestro móvil no es algo que os deba preocupar: casi ninguna cámara fuera de los teléfonos de alta gama (Galaxy S, iPhone…) es particularmente buena. Y las pantallas… bueno, ninguna va a tener la calidad de una Retina, aunque si queréis alguna buena, buscad pantallas IPS con buena resolución, pero seguramente ya vendrán incluidas por defecto en vuestro terminal.

Recordad que si necesitáis asistencia, en Atlas Overseas estaremos encantados de prestárosla para que vuestro negocio esté dotado de las últimas tecnologías.

 

Por Atlas Overseas el 22/22/2016