ALIEXPRESS NO DA GARANTÍA EN ESPAÑAALIEXPRESS NO DA GARANTÍA EN ESPAÑA

ALIEXPRESS NO DA GARANTÍA EN ESPAÑA

Tal y como comentamos en un post en noviembre, comprar en china parecía más fácil después de la apertura de la tienda física del gigante aliexpress (hermano pequeño de www.alibaba.com) en Madrid, aprovechando el día del soltero, no obstante nada más lejos de la realidad a pesar que, nuestro país es el segundo mercado más fuerte de esta plataforma e-commerce.

ALIEXPRESS NO DA GARANTÍA EN ESPAÑA

Tras diferentes denuncias por FACUA, lo cierto es que a día de hoy no se hace responsable de los productos que los españoles compran en China a través de aliexpress y responsabilizan al vendedor de gestionar las reclamaciones/devoluciones.

Tenemos que tener en cuenta que la organización de consumidores, lo que solicitaba ante FACUA es que el gigante asiático cumpliera la legislación española tanto en garantía como en plazo ya que, al abrir la tienda física aquí, seguía con su política de: un año de garantía y siete días de devolución mientras que la ley española marca dos años de garantía y 15 días de devolución.

Según Miguel Angel Serrano, portavoz de Facua, “Las quejas habituales sobre Aliexpress eran que los productos se quedaban en aduanas y el consumidor tenía que pagar a veces más del precio del producto. Otra es que prometen cierto plazo de entrega y este se prolonga mucho o no llega; la tercera es que el producto tenga deficiencias durante el período de garantía en España”, continúa. “El problema con las páginas de fuera de la Unión Europa, como las de sede en países asiáticos, es que se rigen por una normativa distinta a la española. Pero si interactúa en España, tiene que cumplir forzosamente la normativa española”.

“Aliexpress es una plataforma de venta minorista que pone en común a compradores y vendedores. Pero Aliexpress no es la entidad vendedora: los vendedores pueden tener su domicilio tanto en Asia como en Europa”, añaden desde la OCU. “Por domicilio de la sociedad no se entiende ‘almacén’, sino establecimiento permanente. Si está en Europa, el consumidor está amparado por la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Si no, habría que analizar las leyes que rigen en su país”.

Después de muchas quejas y denuncias, finalmente Aliexpress ha terminado anunciando en algunas marcas de Aliexpress Plaza (por ejemplo, Xiaomi) una garantía de 2 años y la posibilidad de devolución en 15 días, pero no en todos los productos que se compran en China a través de esta plataforma.

Hasta el pasado 26 de julio, cuando comprabas un teléfono en un almacén español o extranjero, en www.aliexpress.com, la plataforma te ofrecía la posibilidad de adquirir un seguro de The Warranty Group Repair Services (Shanghai), que era de un año: si el teléfono se rompía o salía defectuoso, la devolución la gestionabas con ellos.

La OCU ha recibido y resuelto decenas de reclamaciones similares: usuario compra teléfono, teléfono se estropea, The Warranty Group manda al usuario enviar el teléfono a un almacén para repararlo y el usuario tarda meses en volver a saber.

Llegados a este punto, parece que desde Julio aliexpress no tiene garantía propia y desde su servicio de atención al cliente indican que:

“Aliexpress ya no ofrece garantía en España y ya no está asociado con la tercera empresa del grupo de garantía [The Warranty Group] a partir del 26 de julio de este año. Los móviles todavía tienen una garantía ofrecida por el vendedor, así que, por favor, antes de realizar una compra revise muy bien los detalles de la garantía ofrecida”.

En resumen, no se responsabilizan y se excusan diciendo que son intermediarios sin más: “Nosotros solo somos una plataforma entre los compradores y los vendedores”

Según Facua esto es incorrecto puesto que ” el vendedor es Aliexpress, porque activan un protocolo de compra con su marca”, añade Sánchez. “Yo no le compro a un vendedor chino, sino a Aliexpress. La credibilidad me la da Aliexpress”. La OCU, por su parte, recuerda que la ley que ampara al consumidor es la del país en el que el vendedor tiene su domicilio social, independientemente de dónde esté el almacén.

“El problema es forzar a que cumplan con la normativa española”, concluyen desde Facua. “La Administración lo tiene complicado para sancionar o perseguir si tiene el domicilio social fuera de la Unión Europea. Y el consumidor, desprotegido, lo tendrá complicado para reclamar”.

En resumen, como en muchas ocasiones hemos repetido desde Atlas-Overseas, si la compra que hacéis en China es de un producto para uso personal, puede ser una odisea reclamar y sentirte desprotegido, pero, si lo que estamos es comprando materia prima, producto terminado, maquinaria etc., es necesario que prestéis especial atención a la empresa que compráis y que intentéis tener todas las garantías de que el producto que compras es exactamente el que quieres porque las consecuencias de parar una línea de fabricación (por ejemplo) son mucho peores que el pequeño extra que puedes pagar por gestionar tus compras en China con una empresa de confianza.

 

Por Atlas Overseas el 08/8/2018