By P Web Design Company

Atlas Overseas

Business Solutions

Somos una empresa española de sólida experiencia en el mercado internacional especializada en la búsqueda e importación tanto de materia prima como de producto terminado desde China, Taiwan e, India, para satisfacer las necesidades del cliente.

Oficinas

Con oficinas tanto en España como en Asia (Shanghai), nos especializamos en búsqueda, selección e, importación de cualquier tipo de material dando respuesta a la problemática de cada cliente de manera individualizada, ofreciendo soluciones integrales acorde a sus necesidades y a la situación del mercado.

Experiencia

Debido a nuestra experiencia internacional y, especialización en servicios de compras, ATLAS OVERSEAS facilita la gestión de las compras estratégicas permitiendo a los departamentos de aprovisionamiento mejorar radicalmente la eficiencia y eficacia de todas sus actividades de sourcing.

Control y Disciplina

 El control y seguimiento en todas las etapas del negocio, la comunicación fluida con nuestros proveedores y el seguimiento con el cliente nos permite ofrecer un producto a medida que, hace que nuestra situación se convierta en la mejor garantía de éxito.

 

 Nuestro libro


Para una guía perfecta acerca de cómo comprar en China, hemos desarrollado este libro, disponible en Amazon en versiones física y digital. Un manual imprescindible, escrito por un verdadero experto en la materia por su experiencia en la compra venta con China.

El libro detalla todos los pasos necesarios para una compra o importación con éxito, desde lo más básico hasta las etapas más avanzadas, con trucos y consejos invaluables que harán de su operación un éxito.

Haga clic para comprar Compra en China: 9 claves para el éxitoHaga clic en la imagen para comprar
Compra en China: 9 claves para el éxito en Amazon.
Comprar en China
Jorge Monera

Hola a todos, soy Jorge Monera, durante más de 10 años me he dedicado a la importación de China, India y, Taiwan tanto de materia prima como, todo tipo de productos terminados que os podáis imaginar.

Con las nuevas tecnologías (para algunos), he decidido escribir un blog donde poder compartir mis experiencias, viajes profesionales y, responder dudas y, cuestiones sobre los diferentes pasos que hay que seguir para importar desde China con éxito. Espero que este blog sirva para crear una comunidad tanto de importadores como exportadores o interesados en este mundo que, desde ATLAS OVERSEAS, nos parece fascinante.


Asimismo, he escrito un libro que se llama Importa desde China, 9 Claves para tener Exito, que os guiará paso a paso para trabajar con el Gigante Asiático en caso que os queráis lanzar a la aventura de buscar, en la otra parte del mundo productos que podáis vender y, desarrollar en Occidente. Hoy en día, en un mundo global, donde las noticias internacionales cada vez ocupan más espacio en los telediarios y, periódicos, no podemos dejar de echar un vistazo a lo que está pasando fuera de nuestras fronteras.

URL del sitio web:



Soy consciente de que por lo general publico noticias más extensas, de corte más económico o más relacionado con comprar en China (que es a lo que nos dedicamos en Atlas Overseas), pero esta noticia me llamó especialmente la atención.

Como ya sabéis, me estrené recientemente como escritor gracias a mi libro “Compra en China: 9 claves para el éxito”, disponible en Amazon a través de este enlace y que está recibiendo las mejores críticas por parte de sus lectores.

Como ya sabemos, la industria de las letras está evolucionando hacia una nueva forma digital, y en China han sabido adaptarse a ello. En los últimos años, el mercado literario chino también ha experimentado este proceso, y el número de libros impresos publicados, y por consiguiente las copias en circulación de los mismos que podemos comprar en China, ha decaído considerablemente.

Como medida para aumentar las ventas, una librería en Chongqing, al suroeste de China, creó a partir de finales de Septiembre un muy curioso método: vender los libros por kilogramos en lugar de por su precio original (que es como se hace en todo el mundo).

Lo más curioso es que se ha hecho de una forma que no arroja pérdidas a la librería, y aun así, diversos clientes de la librería, así como personas dedicadas a importar desde China libros para su venta y consumo internacional, han afirmado que los nuevos precios son mucho más atractivos que con el sistema anterior, lo que por supuesto ha reportado un enorme aumento de ventas para dicha tienda.

 

¿Veremos esta evolución del mercado extenderse? ¿Qué pensáis vosotros? Por ahora…póngame kilo y medio de Harry Potter, por favor.



El mercado, amigos, no espera a nadie. Ya era bastante irónico que en China se produjesen artículos cuyo consumo estaba prohibido por el Gobierno, como las videoconsolas, como para que fuese un proyecto gubernamental el que haya hecho que se haya acabado levantando dicha prohibición tras 14 años.

Hablamos, por supuesto, de la Zona de Libre Comercio de Shanghái, donde Microsoft se asentó para, en colaboración con la compañía china BesTV, ofrecer al mercado su última consola, la Xbox One.

Si bien la ley sólo prohibía la importación en China de consolas, y algunas lograron salir en China como productos propios y exclusivos (como la Nintendo DSi, allí llamada iQue DSi), realmente es la piratería la que se ha encargado de mantener a las consolas a raya en el mercado chino. Sin embargo, y como ya hemos dicho, el mercado no espera a nadie, y ya se puede comprar en China la Xbox One a un precio ligeramente superior al que la podemos encontrar aquí, por unos 477 euros sin el accesorio Kinect, y por unos 554 con el mismo.

Sin embargo, esto no es lo más curioso. Dejando de lado que la consola se venda más cara en el país en el que se fabrica que en otros, basta echar un vistazo a sus ventas para ver su aceptación: 100.000 unidades vendidas en su primera semana. Comparativamente, en otros mercados más establecidos tuvo una acogida ligeramente más fría, con 30.000 unidades vendidas en Japón en su primera semana y 15.200 en territorio español.

Por supuesto, y dado el colosal tamaño y número de habitantes de China, los datos no son especialmente fáciles de interpretar, y el hecho de que prácticamente no tenga competencia en su mercado tampoco ayuda.

No obstante, entre que la nueva política gubernamental aún está verde y que China no sabe muy bien qué hacer aún con el mercado de las videoconsolas, será difícil por ahora ver cómo las grandes empresas de la industria del videojuego despliegan sus sistemas para que sea posible comprar en China videoconsolas de última generación (y, quién sabe, quizá gracias a empresas como Atlas Overseas, los desarrolladores españoles de Xbox One puedan estrenarse en China).

 

Hasta entonces, y repitiendo las palabras de Don Mattrick, ladies and gentlemen, introducing…Xbox One.



Como ya hemos dicho muchas veces, no todo puede ser comprar en China. Atlas Overseas mantiene una vigilancia constante en la economía del país asiático para dar un mejor servicio a sus clientes, y nos alegra poder informar de noticias como ésta.

Xinhuanet informa de que las empresas chinas invirtieron sólo en Septiembre 9.79 billones de dólares en el extranjero, un aumento de casi el 91% con respecto a Agosto…que experimentó un aumento del 112% con respecto a Julio…que a su vez tuvo un aumento de la inversión directa en el extranjero del 84.9%... nos hacemos a la idea.

Shen Daying, portavoz del Ministerio de Comercio, afirmó hace unos días que las empresas chinas aumentaban sus esfuerzos para participar en la globalización económica, mediante inversiones bienvenidas por países en todo el mundo.

La inversión en Europa durante dicho período subió un 218% con respecto al pasado año, habiendo destinado nada más y nada menos que 9 billones de dólares desde Enero hasta Agosto. La inversión en Japón subió un 150% y la inversión en Rusia un 69.7%, como ejemplos de los 152 países y regiones donde el dinero chino fue a parar.

La razón, según Shen, es que las empresas chinas desean salir al exterior y obtener demanda en los países objetivos de las inversiones, así como cambios en las políticas internacionales que permitan satisfacer estos deseos.

Si me preguntan, creo que es un momento inmejorable para expandirse hacia China, y de aceptarlos como socios en nuestros negocios. Al comprar en China, o al exportar hacia China, creamos un vínculo comercial con una de las empresas que podemos y debemos usar para nuestro beneficio, manteniendo siempre el máximo respeto hacia ellos.

Puede parecer difícil o incompatible, pero como ya he explicado en mi libro (disponible aquí), no es complejo si seguimos una serie de pautas y nos adherimos a ellas.

Siguiendo con la noticia, la inversión extranjera en China también subió en Septiembre, un 1.9% con respecto al año anterior, siendo de 9.01 billones de dólares sólo en ese mes.

¿Es posible negar que China sigue y sigue creciendo, y que exportar a China es una alternativa de futuro sólida y estable?

 

La respuesta es obvia, amigos.