By P Web Design Company

Atlas Overseas

Business Solutions

Somos una empresa española de sólida experiencia en el mercado internacional especializada en la búsqueda e importación tanto de materia prima como de producto terminado desde China, Taiwan e, India, para satisfacer las necesidades del cliente.

Oficinas

Con oficinas tanto en España como en Asia (Shanghai), nos especializamos en búsqueda, selección e, importación de cualquier tipo de material dando respuesta a la problemática de cada cliente de manera individualizada, ofreciendo soluciones integrales acorde a sus necesidades y a la situación del mercado.

Experiencia

Debido a nuestra experiencia internacional y, especialización en servicios de compras, ATLAS OVERSEAS facilita la gestión de las compras estratégicas permitiendo a los departamentos de aprovisionamiento mejorar radicalmente la eficiencia y eficacia de todas sus actividades de sourcing.

Control y Disciplina

 El control y seguimiento en todas las etapas del negocio, la comunicación fluida con nuestros proveedores y el seguimiento con el cliente nos permite ofrecer un producto a medida que, hace que nuestra situación se convierta en la mejor garantía de éxito.

 

 Nuestro libro

Para una guía perfecta acerca de cómo comprar en China, hemos desarrollado este libro, disponible en Amazon en versiones física y digital. Un manual imprescindible, escrito por un verdadero experto en la materia por su experiencia en la compra venta con China.

El libro detalla todos los pasos necesarios para una compra o importación con éxito, desde lo más básico hasta las etapas más avanzadas, con trucos y consejos invaluables que harán de su operación un éxito.

Haga clic para comprar Compra en China: 9 claves para el éxitoHaga clic en la imagen para comprar
Compra en China: 9 claves para el éxito en Amazon.
Comprar en China
Jorge Monera

Hola a todos, soy Jorge Monera, durante más de 10 años me he dedicado a la importación de China, India y, Taiwan tanto de materia prima como, todo tipo de productos terminados que os podáis imaginar.

Con las nuevas tecnologías (para algunos), he decidido escribir un blog donde poder compartir mis experiencias, viajes profesionales y, responder dudas y, cuestiones sobre los diferentes pasos que hay que seguir para importar desde China con éxito. Espero que este blog sirva para crear una comunidad tanto de importadores como exportadores o interesados en este mundo que, desde ATLAS OVERSEAS, nos parece fascinante.


Asimismo, he escrito un libro que se llama Importa desde China, 9 Claves para tener Exito, que os guiará paso a paso para trabajar con el Gigante Asiático en caso que os queráis lanzar a la aventura de buscar, en la otra parte del mundo productos que podáis vender y, desarrollar en Occidente. Hoy en día, en un mundo global, donde las noticias internacionales cada vez ocupan más espacio en los telediarios y, periódicos, no podemos dejar de echar un vistazo a lo que está pasando fuera de nuestras fronteras.

URL del sitio web:



Ya tenemos nuestro visado. Ya tenemos nuestro viaje planificado y ya estamos a punto de salir, de viajar a China, de comprar en China, de disfrutar de las maravillas de China, en pocas palabras. Pero aún hay algunos temas que deberíamos tener en cuenta antes de salir.

 

 4.    El dinero

 

Debido a las políticas que impiden la salida del yuan de China, no nos será posible llegar con unos pocos yuanes cambiados al país, pero nada nos impide ir equipados de nuestra tarjeta de crédito y de unos euros que deberíamos cambiar en el propio aeropuerto para nuestros primeros gastos. Las comisiones por pagar con tarjeta son muy bajas, pero por sacar dinero del cajero sí que son algo a tener en cuenta. Además, ya podemos ir olvidándonos de usar euros en China, ya que no los aceptarán, y donde lo hagan, nos cobrarán más caro por ello.

 5.    Los palillos

 

Muchos restaurantes económicos (la mayoría, de hecho) nos obligarán a usar palillos para comer, por lo que más nos vale irnos acostumbrando a usarlos en casa antes de salir. Aunque podemos comprar en China toda clase de cubiertos y demás enseres que necesitemos, es mucho más fácil hacernos con unos palillos y aprender a manejarlos con soltura. Tampoco es tan complicado cuando se intenta (gracias, muchachos de Just Eat). En un caso extremo, recordad que tenedor se dice chāzi (se pronuncia, más o menos, “chátsu”). Esto nos lleva a lo último que trataremos, los pertrechos.

 6.    Objetos que llevar encima

 

Aunque los veteranos y los ya acostumbrados a China (como Atlas Overseas) ya tengan poca necesidad de ello, los aficionados haríamos bien en llevar encima un mapa con los sitios donde queramos ir (preferiblemente con caracteres chinos), nuestra tarjeta de crédito, un pequeño manual con frases básicas en chino y su pronunciación, y sobre todo los ojos muy abiertos, como en cualquier viaje. Es sabio no llamar la atención más de lo necesario y tener mucho cuidado con los taxis ilegales, que pueden costarnos más de un disgusto a la hora de viajar a China.

¡Mucha suerte en vuestro viaje!



Con el asunto del visado resuelto, el proceso de viajar a China se vuelve burocráticamente mucho más sencillo. Sin embargo, hay dos elementos a los que tenemos que enfrentarnos antes que nada: elegir la ruta y defendernos con el idioma.

2.    Elegir la ruta

¿Una ruta turística por Beijing? ¿Comprar en China toda clase de productos? ¿Algo más rural? ¡No hay problema! China es un país enorme y tiene para satisfacer las necesidades de todos. Podemos echar un vistazo a san Google, a diversas agencias de viajes o pedir el consejo de expertos en la materia. Aunque en España tenemos a grandes importadores como Atlas Overseas, para los viajes es mejor dejarse aconsejar por expertos como la buena gente de Casa Asia. Lo importante es tener una ruta muy clara y asegurarla lo antes posible. Hacer las cosas a última hora no vale para nada.

Sin embargo y como explicaremos a continuación, elegir la ruta y el idioma son dos elementos firmemente entrelazados.

3.    El idioma

El chino no es un idioma sencillo. Tampoco es extremadamente difícil (el español o el islandés son idiomas mucho más complejos), pero aprender chino requiere tiempo y dedicación. No obstante, no es necesario saber chino ni para comprar en China ni para viajar a China… salvo excepciones.

Si hemos elegido una ruta turística “común”, es decir, alguna ciudad turística importante o centro urbano de China, con tener un nivel de inglés de supervivencia nos basta. Iremos apretados, sí, pero raramente nos encontraremos con algún profesional que no hable en inglés, y probablemente mejor que nosotros.

Sin embargo, si hemos elegido una ruta por la China profunda, una ruta rural o fuera de lo común…quizá sea mejor ir buscando ese pequeño manual de chino que venden en la librería de la esquina, a menos que tengamos una facilidad pasmosa para defendernos en lengua de signos.

Con eso lo dejamos por hoy. Esperamos que os sirva para planificar vuestro viaje a China, aunque recordad que si lo que queréis es adquirir productos para vuestra empresa, el personal de Atlas Overseas llega hasta el punto de ir a la fábrica a comprobar los materiales.




Por lo general, comprar en China es un proceso a distancia. Encargamos lo que necesitemos, nos lo traen, y lo usamos. Para necesidades más complejas y/o específicas siempre podemos valernos de los servicios de los expertos, que nos ofrecen soluciones completas para con nuestras adquisiciones en el gigante asiático. Un ejemplo perfecto de estos expertos es el personal de Atlas Overseas, que ofrecen un servicio de importación de materiales chinos excelente.

Pero, ¿qué pasa si queremos viajar nosotros mismos? Es posible, pero las cosas se complican. Así que vamos a repasar lo más básico que debemos saber antes de viajar a China.


1.    El visado 

Necesitamos un visado si queremos ir a China. Punto. No hay más discusión. No debería sernos difícil de conseguir siempre y cuando tengamos un pasaporte válido y sepamos a quién dirigirnos. La embajada y el consulado chino son las mejores opciones. El visado más común es el del turista, también conocido como el Visado L. Este visado nos permite entrar y salir una vez del país y caduca de 30 a 90 días tras su expedición, por lo que tenemos que cuidar las fechas del viaje y obtenerlo, preferiblemente, dos semanas antes de salir.

Es importante tener claro dónde vamos: un visado para entrar en China no nos servirá de nada si queremos ir a Hong Kong, que últimamente se dedica a rechazar dichos documentos.

Para obtener el visado debemos armarnos de un formulario de solicitud (de nada), una foto tamaño carné y asegurarnos de tener dos páginas disponibles en nuestro precioso pasaporte. Los residentes en España nos veremos obligados a viajar a Madrid para la expedición de nuestro visado, o a que nos lo envíen a casa son un sobrecoste curioso. Creednos cuando os decimos que el viaje a Madrid es muy preferible, con eso vemos mundo.

Obtener el visado es el primer paso para viajar a China. Próximamente, la segunda parte de este post que os ayudará a poder comprar en China y elegir la ruta que queráis seguir dentro del país.

¡Lo bueno se hace esperar!